El PRI a punto de la desaparición

| Saúl Flores

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) es uno de los partidos políticos más antiguo de México y del mundo, luego del partido Whig, quien durante 60 años mantuvo el poder de la vida política de Inglaterra en el siglo XIX.

Después de haber perdido poder, ese partido inglés, nunca desapareció del escenario político, pues fueron estrategas y aprendieron a competir una vez más por el poder, posteriormente lo obtuvieron de nueva cuenta, volvieron a conquistar lo que alguna vez perdieron; algo que el PRI no pudo hacer en pleno siglo XXI, pues en la actualidad, vive uno de los peores momentos políticos al sucumbir al juego estratégico del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Ante esta estrategia política de AMLO, se percibe que el PRI se dobló ante el movimiento de la 4T, aprobando que la Guardia Nacional pase a manos de la SEDENA y sea ella quien tenga el control total, todo para que Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, no fuera un perseguido más del gobierno morenista.

Ante dicha jugada maestra de López Obrador, la coalición “Va por México”, integrada por PRI, PAN y PRD, movimiento creado por Claudio X Gonzalez y su grupo de empresarios, periodistas e intelectuales orgánicos, fue quebrantada por un líder de izquierda, con el fin de abrir paso a futuros proyectos políticos, como quien dice, López Obrador “se quitó una piedrita en el zapato”.

Más allá de que el PRI esté a punto de desaparecer en este momento tan polémico de la vida política de México, ya habría escavado su propia tumba desde que el ex presidente de la Republica priista, Ernesto Zedillo entregó el poder de la nación al PAN en el año 2000, por medio de un hombre, -quien a los 22 años de edad entro como vendedor de ruta de la empresa refresquera Coca-Cola, y quien posterior pasó a ser director de operaciones, de mercadotecnia y de 1974 y 1979, director general de la famosa refresquera, nada más y nada menos que…Vicente Fox Quesada, fue quien derrotó a un sistema totalmente arraigado.

El Partido Acción Nacional (PAN) fue creado por un intelectual de nombre Manuel Gómez Morín en 1939, quien también fundó las instituciones autónomas de México, como el Banco de México y el Banco Agropecuario, este surgimiento de una nueva oposición para el PRI, tuvo que esperar 71 años de gobierno del partido tricolor para poder llegar al poder, pero permanecer solo por 12 años, y posteriormente, entregarlo de nuevo al priismo de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, desde su primera derrota en el inicio de este siglo, el PRI comenzó una ruptura que no pudo controlar, un lastre que ha venido arrastrando desde hace años y que actualmente está en proceso de una desaparición forzada, es la institución que comenzó con proyectos de desarrollo para el país, cuya confianza de la ciudadanía la tuvo a disposición para ser mayoritario, antes de convertirse en un partido sin principios y sin respaldo social.

Existe un PRI totalmente desechado por la ciudadanía, por todo el daño a las clases populares que causó durante 77 años de gobierno. Ahora, hemos visto al Partido inventado por Plutarco Elías Calles, como un grupo político-partidista sin poder y sin legitimidad, pues los actuales dirigentes de este dinosaurio político se han encargado de ponerle fin al que fue partido de la “gobernabilidad”.

Hoy en día los precandidatos a un puesto público tienen el deber de ser los protagonistas de un proceso electoral ejemplar, que traiga consigo honestidad, dentro de una contienda limpia para poder llevar a cabo procesos de transformación en el país; pero sobre todo, que los partidos políticos sepan ganar y perder con responsabilidad para poder ejercer una democracia en México.

Pero la realidad, México no cuenta con una historia de democracia, todo se fue en simples espectáculos para la sociedad; lo único para lo que nos preparó la historia, fue para simular una “democracia” y no para poder ejercerla correctamente con nuestro sistema político.
Nadie pensaría que después de una larga lucha para llegar al poder, una sola persona llegaría a gobernar al país y a romper con años de dominio de una política priista interrumpida solo 12 años por el panismo, y que a pesar de que esta persona, quiso y pudo acabar con el PRI, no lo hizo.

Hubo un resquicio en el Congreso de la Unión, donde el desprestigiado, odiado y despreciado, vapuleado en las urnas, se rehace sobre la marcha y ahora regresar al Poder, como en 2012 cuando se alió con el PAN del Calderón, o por lo menos renacer al ser el dique de los opositores a AMLO y comparsa de un presidente que los dejó vivir en vez de aniquilarlo, en espera de que el PRI sea utilizado para que la 4T siga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s