PLAN B DE AMLO… LA VICEGOBERNADORA… INJUSTOS CON CHEPIS 

LA PLUMA POR LA ESPADA 

Por: Mario Alberto Macías Palma

La política es de circunstancias, o como dirían los académicos, más rimbombante pues, de coyunturas. 

Parece que “YA NO Es Claudia”, aunque es seguro que sí “Fue Claudia” Sheinbaum la primera opción de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por eso la impulsó a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, a contrapelo del capital político de Ricardo Monreal. 

La dejó ir a campaña, le dio cuerda, con todo y contratodo puso en marcha intensa promoción de la jefa de gobierno capitalina por todo el país, alentó la “cargada” partidista y burocrática, en la que incluso gobernadores se decantaron a su favor, como la tlaxcalteca Lorena Cuellar. 

No obstante, AMLO midió las reacciones políticas y populares con alto índice de negatividad, y pues ni modo a cambiar de planes. No hay plan C ni D, sólo plan B. 

Marcelo Ebrad, menos Monreal han estado en el proyecto sucesorio de AMLO, la continuidad a pie juntillas de su “personalísimo” proyecto político sólo lo garantizan Claudia y, quien ahora es el ungido, Adán Augusto López Hernández. 

Su paisano y compadre, es una copia fiel de sí mismo. Más allá del natural acento tabasqueño, son los modos, el tono, la parsimonia, las maneras, el lenguaje corporal, los conceptos, las expresiones, el discurso frase por frase, hasta los malos chistes (porque los buenos no le salen por la falta de gracia) el secretario de gobernación es idéntico a López Obrador. 

De concretarse, me parece que la mejor ilustración, valga la comparación, es Venezuela: AMLO-Chávez; Adán-Maduro. Así de patético el caso. 

Explico. El presidente vino a Tlaxcala casi en secreto, al encuentro solo con una estructura “burocrática”, pero a ese nivel el lenguaje es cifrado y dejó en claro que el “piso parejo” que piden las corcholatas presidenciales, benefició al último de la fila: Adán Augusto. 

Casi desconocido entre la población, el secretario de gobernación requiere de placeo; casualmente a menos de una semana de la visita de AMLO a Tlaxcala, el gobierno estatal prepara una inusual gira para un secretario de gobernación. 

Con amplia exposición ante los medios locales, a diferencia de la dizque rueda de prensa en el Congreso del Estado hace meses, donde solo aceptaría dos preguntas, hasta que lo obligamos a responder otras dos el colega Miguel Hernández y su servidor. 

Baño de pueblo durante una inauguración de obra, con la casa para la niñez migrante en Santa Cruz Tlaxcala, se lo pusieron a los alcaldes, antes empresarios y le proyección erudita con una disertación política en los “diálogos ciudadanos”. 

Vaya hasta balconeada, literalmente, al sacarlo al balcón del Palacio de Goebirno. Tour completo. 

El mensaje de Andrés Manuel a la gobernadora y compañía fue claro: ya mejor ponemos en marcha el plan B, “ES” Adán Augusto. 

Precisamente observábamos en esta columna el viernes antes de su gira, que Claudia, Ebrad y hasta de Monreal tiene equipo en Tlaxcala, pero no se veía quien por la corcholata tabasqueña. 

Podría apostar con quien quiera… no habrá gira oficial para el Canciller Marcelo Ebrad, menos para el senador Ricardo Monreal… tal vez una más la Claudia

El piso no está tan, tan parejo.

VICEGOBERNADORA EN EL CONGRESO DEL ESTADO… 

A pesar de que los Poderes del Estado tiene similitudes, pues cada uno tiene su función y su estructura, quien funge de titular en algunos de ellos obtiene un poder embriagador que obceca. 

Tal es el caso de la diputada local Marcela González Castillo, quien a la fecha solo ha mostrado tres talentos:  

1.- Casarse con un junior de la política;  

2.- Intrigar acusando de todo a sus compañeros diputados con su suegro;  

3.- Comerle el mandado a su esposo que sueña con ser gobernador, pues actúa como una Vicegobernadora, repartiendo cargos y candidaturas. 

La familia Sánchez García… -bueno en realidad solo es Sánchez Anaya, el exgobernador el que tiene el Poder político- está en plena operación para que sea Alfonso chico el próximo huésped de Palacio de Gobierno, para lo cual la diputada local mueve los hilos desde el Legislativo de manera unilateral con modos de “mandamás”, incluso ha prometido candidaturas por lo menos en la mitad de los municipios del estado. 

¿Qué no es la gobernadora la que las reparte? O ¿le dejará esa facultad a una vicegobernadora? 

INJUSTOS CON LA SECRETARIA DE TURISMO 

Los diputados y diputadas se ensañaron con la secretaria de Turismo, Josefina (Chepis de cariño) Rodríguez Zamora al cuestionarla duramente, siendo que hay peores secretarios como el de Salud, el de educación y hasta la procuradora, pero la rudeza fue injusta con la heredera restaurantera. 

Chepis es una de las más prolíficas funcionarias, aunque no todo le salga bien, como la villa navideña a la que mejor ni se apareció la gobernadora; o como en Xcaret, que no consiguió la presencia de la gobernadora de Quintana Roo, y donde ni vendieron los artesanos tlaxcaltecas, o los globos aerostáticos que no se elevaron. 

Ella sabe del tema, sin duda, viene de familia de anfitriones, y no es que a los primos de Huamantla les lleve la mayoría de los eventos a su hacienda, ni porque tenga su restaurante en Val´Quirico donde más se reciben turistas; ni que se remodele y reactive el complejo comercial donde está su oootro restaurante a lado del estadio Tlahuicole. 

Eso solo es casualidad.  

Es como si la acusaran de haberle fusilado a una Asociación de migrantes, el programa de “traer de turistas” a hijos de migrantes tlaxcaltecas que se fueron de niños o que nacieron allá en Estados Unidos. 

O el hecho de que Casa Taurina -antes Mesón- tenga preferencia en la contratación de banquetes de parte del gobierno del estado, ni que tuviera contubernio con la directora adquisiciones para hacer “millonario” negocio. 

No sean gachos con Chepina legisladores, hay peores, ahí les dejo a Homero Meneses para que lo destacen. 

Esgrima… Otra que se fue con la finta y se sumó a la cargada por Claudia Sheinbaum, tomándose la ya tradicional selfie -como si fuera suficiente- fue la diputada federal Dulce Silva, cuyo marido es subordinado del Adán Augusto en Gobernación, provocando la ira de cónyuge y de su jefe. 

Hasta el matrimonio le anda costando el desliz a la huamantleca. 

¡Abusada! mi Chivis

Escriba a: 

avemarius@hotmail.com 

Fb: @RevistaLiderazgoTlax. 

Tt: @RevistaTlax 

whatapp 2461048140

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s